TALLER CRUZ DEL SUR

Maestro Sergio Viera
JOSÉ LUIS (Coche) INCIARTE “La condición humana” Conferencia

Museo del Fútbol Coche, sobreviviente de los Andes 2015, 16 de setiembre
Ayer gracias a la colaboración del señor Romano cediendo generosamente el auditorio del Museo del Futbol donde descansan los recuerdos de los momentos más históricos de nuestro fútbol y sus protagonistas tuvimos la oportunidad de escuchar una charla. No cualquier charla donde de una forma u otra siempre hay solapado un interés. En este caso pudimos recibir algo para nuestro enriquecimiento personal. Se trató de la experiencia de supervivencia en la cordillera de los Andes relatada por Jose Luis "Coche " Inciarte. Tuve el honor y el privilegio de ser una pequeña parte de su presentación. La idea surge conversando con el Sr. Carlos Lazarino director de Instituto Milenio. Mi conocimiento con "Coche" de hace más de una década de compartir horas en el taller de pintura del Maestro Sergio Viera hizo que pudiera ser el nexo para llevar a cabo esa conexión. Es en el taller donde cada uno habla su propio idioma a través de la pintura donde se afianzan lazos de amistad y compartimos muy buenos momentos y contamos nuestras experiencias de vida. Y como dijo "Coche" cada uno tiene su propia cordillera. En definitiva la idea era sumarle algo más a las doctrinas académicas del Instituto y poder así realizar un aporte diferente de valores basada en esta proeza histórica y mundial de un grupo de jóvenes perdidos en esa inmensidad de frio miedo dolor angustia oscuridad desazón pero con Esperanzas EN ESPECIAL QUIERO DECIRTE A VOS "COCHE" QUE CON TU CALIDAD Y SENSIBILIDAD NOS HICISTE RECORRER Y SENTIR EN 2 HORAS 72 DIAS. TODAS LAS SENSACIONES QUE UN SER HUMANO PUEDE EXPERIMENTAR EN SITUACIONES LIMITES, EL FORTALECIMIENTO ESPIRITUAL Y AMOR A LA VIDA EN SU MAS PURA EXPRESIÓN DONDE NADA TIENE MAS VALOR QUE LA SOLIDARIDAD DE TRINCHERA. DONDE SURGE UNA HERMANDAD ESPECIAL EN BUSCA DE UN DESTINO COMÚN. LA FUERZA DE LA UNIÓN REALMENTE UNA ENSEÑANZA A TRAVES DE TU RELATO QUE POR LO PRONTO A MI ME LLEGO HASTA LAS FIBRAS MAS ÍNTIMAS MUCHAS GRACIAS "COCHE" Juan Antonio Tchakidjian, integrante del taller. Querido Coche, ayer fuimos a escucharte dar la conferencia en el Museo del Fútbol, en el grandioso Estadio Centenario. Gracias a la gestión de nuestro compañero del taller Antonio Tchakidjian, una vez más, contaste y emocionaste con tu historia, aquella tragedia de los Andes, aquella proeza de supervivencia, aquel ejemplo de simbiosis donde muchos se hicieron uno porque sabían que solo sobrevivirían si se mantenían vivos unos a los otros. Fuiste contando cómo fueron superando las dificultades, cómo aprendieron de a poco que no morirían de frío, porque conocieron el literal significado del calor humano; cómo no morirían de sed, porque se organizaron para convertir el hielo en agua, y cómo no morirían de hambre, porque atravesando las barreras mentales y morales decidieron que la energía que precisaban, se la ofrecían los cuerpos de sus amigos fallecidos. Que su espíritu, ya fuera de esos cuerpos, seguro los alentaba para que venciendo la necedad, sobrevivieran y volvieran con sus familias. Hoy es fácil aprobarlo, como es fácil estar a favor de donar órganos, de aceptar el milagro de que alguien que ya no está sea capaz de dar vida aún. Pero ustedes lo entendieron prematuramente en aquella época, como una más de las tantas cosas que tuvieron que entender y organizarse para vencer cada obstáculo que se les presentó de supervivencia. De eso se trata pues, de que la vida es impredecible, y a cada momento deberemos tomar decisiones de equipo que nos ayuden a salir adelante, y que solos es mil veces más difícil. Cuidar al otro para cuidarse uno. Dar para recibir, es la gran enseñanza. Cuando sucedió, tenía 6 años y no tengo recuerdos, pero de adolescente me recuerdo leyendo el libro VIVEN, y conociendo la historia de milagro y superación que te acompañó luego toda la vida. Orgullosa de que fueran uruguayos los protagonistas de esa historia, guardé los recortes de diario que mi padre una vez guardó, y ni en sueños hubiera imaginado que un día conocería a dos protagonistas de aquella historia, a ti y a Eduardo Strauch, compartiendo con ellos codo a codo una de las cosas que más placer me da en la vida, pintar, en el Taller Cruz del Sur, del maestro Sergio Viera. Gracias por tu calidez. En el Taller sabemos que si está el Coche, habrán cuentos, habrán risas, y todo va a estar mejor, seguramente de la misma manera que pusiste tu calidez en aquellos difíciles y fríos días. Anabella Corsi, integrante del taller.

11